De avión de papel a DRONE por 45€

0
620

Sirven para atinar en el cogote de un profesor mientras escribe en la pizarra, para mandar mensajes confidenciales a un compañero o, simplemente, para matar el tiempo. Basta un simple folio, conocimientos de papiroflexia a nivel usuario y cierta pericia para lanzarlos con tino. Antes de que los drones llenasen los catálogos de juguetes y gadgets, los aviones de papel suplían a su manera el sueño de pilotar una nave aérea. Ahora, un pequeño dispositivo de menos de 45 euros los convierte en un dron manejable con el smartphone.

Captura de pantalla 2016-05-03 a las 17.23.38

El gadget se denomina PowerUp 3.0, pesa 9 gramos y se acopla a aviones de papel que sigan un determinado patrón; en la web del fabricante pueden descargarse los dos modelos para imprimir: invader y nakamura. Dispone de una parte que se coloca en la punta del avión, en la que va instalada la antena, unida a través de un listón de plástico a otra trasera, donde se ubican la hélice y timón.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta